Rastafarismo y Zionismo

Quienes conocen de oídas los movimientos afrocentristas y de “vuelta a África” que han proliferado en el siglo XX suelen mezclar conceptos como el zionismo y el rastafarismo. Tal vez una de las razones sea por Bob Marley y de cómo hacia referencia ambos movimientos en sus canciones. Pero en fin, el zionismo es un culto radicado en el África Negra, mientras que el rastafarismo nació y se ha desarrollado en las Antillas.

Culto Cristiano en la África Negra… Zionismo

Reciben este nombre varios grupos religiosos con una base doctrinal común, aunque con algunas diferencias rituales y formales, que surgieron a finales del siglo XIX en Sudáfrica y que se han ido extendiendo hacia el norte, hasta llegar a Nigeria. El nombre Zionista proviene del origen blanco de estos cultos. En 1896 se fundo en Chicago la Iglesia Católica Apostólica de Zion, un movimiento baptista que vaticinaba la segunda venida de Jesucristo como inminente.

Misioneros de esta congregación fueron enviados a Sudáfrica en la década siguiente, y los seguidores africanos, influidos también por misioneros pentecostales, decidieron separarse y crear una nueva congregación, con influencias de ambas tendencias cristianas y algunos elementos aborígenes, de esta manera nace la Iglesia Apostólica de Zion, la cual rápidamente fue extendiendo su influencia hacia el norte admitiendo variaciones, las cuales podrían ser debido al sustrato religioso de las poblaciones convertidas, por lo cual recibe distintos nombres según la región geográfica, por ejemplo: en Ghana se le llama Espiritualismo y en Nigeria, Aladura.

Su doctrina tiene una base cristiana, pero ha desarrollado rasgos distintivos propios, por ejemplo, los distintos grupos son regidos por un sacerdote al que se le suele llamar Mesías y cuyo cargo es hereditario. Por otro lado, cada movimiento zionista suele tener su origen en un profeta que tiene una visión o sueño revelador y que establece un lugar para el culto, que es denominado Nueva Jerusalén, Moriah o simplemente, Zion.

Un rasgo muy importante y diferenciador de los zionistas es la abundancia de elementos netamente africanos en sus ritos: las ceremonias son acompañadas por danzas percusión y canticos tribales. Lo ritos de purificación y extorcionismo parecen tener también un origen subsahariano. No así la tendencia a bautizar y rebautizar a lo fieles, que proviene del origen baptista de estas creencias.

Bob Marley

El Rastafarismo no es sólo Marihuana y “Reggae”

Rastafarista o rastafari (o incluso ras tafari) es la denominación que suele darse a quien lleva dreadlocks, se deja barba y consume grandes cantidades de marihuana. Pero tras este fenómeno social presente en casi todo el mundo, hay una religión.

Los primeros rastafari aparecieron en Jamaica a principios del siglo XX, aunque no divulgaron oficialmente su doctrina hasta la década de 1950. El culto proviene de varias fuentes: grupos, profetas y movimientos de Vuelta a África y de rechazo a la cultura europeo-cristiana (llamada genéricamente Babilonia), impuesta a los esclavos que fueron llevados a las Antillas. También el líder político-religioso Marcus Garvey influyo en el culto.

Su doctrina se basa en la idea de que los negros son israelitas reencarnados que para purgar los pecados que cometieron siglos atrás han sido – y son- explotados por la malvada raza blanca. Están esperando regresar a África (La canción “Exodus” de Bob Marley ilustra muy bien estos hechos), para alcanzar la redención y cambiar el orden de las cosas: ellos dominaran a los blancos.

El dios de los rastafaris es denominado Jah (abreviatura de Jehová), pero también rinden culto a un personaje histórico, el emperador de Etiopia Haile Selassie I, que fue para ellos paladín de la raza negra y tiene carácter divino en su doctrina. De hecho, el nombre de esa religión proviene de Ras (“príncipe”) Tafari, apelativo que daban al emperador.

A partir de mediado del Siglo XX, pusieron menos énfasis en el concepto del éxodo y prestaron mayor atención, por un lado, a la lucha de liberación socio-política del pueblo negro (de ahí su éxito en parte de la población de Estados Unidos) y por otro, a un cierto misticismo, que busca referentes, a partes iguales, en el Antiguo Testamento y en la diversas tradiciones religiosas del África Negra.

Los rastafaris suelen ser vegetarianos y se caracterizan por su aspecto físico (el pelo sin peinar ni cortar, recogido en trenzas naturales o gorros de colores chillones, típicamente africanos) y sus costumbres contemplativas, favorecidas por el consumo de marihuana. Este último aspecto es tema recurrente en muchas canciones de los estilos musicales antillanos de raigambre afroamericana: Ska, reggae, raggamuffin. El primero de ellos floreció en la década de 1960 y era un movimiento eminentemente lucido. El segundo ha ejercido una gran influencia en la evolución de la música popular de todo el mundo desde la década de 1970. El raggamuffin es una mezcla de reggae y hip-hop de claras tendencias políticas, procedente de los barrios pobres de Kingston y otras ciudades jamaicanas.

Las letras de Bob Marley han contribuido a popularizar algunos de los conceptos del movimiento rastafari, que ha ganado adeptos en todas las latitudes.

Bibliografía: Nuevas religiones y antiguos ritos en un mundo tecnológico

2 comentarios
  1. NoNameNoHuman
    NoNameNoHuman Dice:

    No tienes claras algunas referencias. Confundes muchos términos y confundes el mensaje Rasta. No sabes muy bien del tema, eres capaz de decir que la “raza” negra dominará la blanca por el hecho de cambiar las pautas socio-religiosas cuando Rasta lucha por la inadecuada educación recibida por Babylonia. No hay razas para Rasta, solo hay una y es la llamada Humana.. Tienes que coger otra referencia de información, porque la que has cogido, está contaminada por el sistema, haciendonos creer a las gentes como es este modo de vida

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *