“La Ciudad Nómada del Fühlinger See.” SummerJam

summerjam-reggae-2013El turismo es popularmente visto como un mercado acertado para ofrecer un sin fin de alternativas culturales, de ocio y esparcimiento. Europa se inclina hoy día en tendencias alternativas a costes accesibles al momento de ofrecer espacios para compartir con los más cercanos, bien sea con amigos o en familia.

Muchos de nosotros, en algún momento de nuestra vida, hemos deseado tener un espacio completamente aislado de la rutina y del trabajo, que sea capaz de conectarnos con nosotros mismos y podamos dedicar el máximo de nuestro tiempo a la familia y sus detalles.

El Camping se ha convertido en una alternativa innovadora y se ha popularizado con los años, evolucionando en términos de calidad de vida, estilo de vida y facilidad de acceso a cualquier servicio.

Uno de los vehículos más acertados para el turismo en camping ha sido la música, la cual nunca dejará de jugar un papel determinante en la forma de interactuar y convivir con nuestro entorno. Especialmente el reggae ha permitido a muchos de sus seguidores disfrutar de experiencias inolvidables. Cada día que pasa, este gran genero musical se ha convertido en el símbolo de carácter y conducta colectiva de una sociedad establecida y respetada dentro de muchas otras. Es un entorno que no exige ni delimita el territorio, tampoco se encuentra en una sociedad fundamentada netamente en la protesta, independientemente que sea catalogada como tal por muchos grupos de poder global.

reggae-summerjam El camping del SummerJam o como me gusta llamarlo “La Ciudad Nómada del Fühlinger See”, es un espacio irreverente, autentico y humilde, lleno de personas felices, con mucho que decir y mucho que enseñar. Este gran festival recibe a muchas personas que se inclinan por un modelo de convivencia basado en la igualdad, la confianza y el respeto.

Creo que la forma más ideal para describir este lugar, es definiendo El Presente. El Presente es un lugar mágico que está lleno de sorpresas agradecidas y de detalles inolvidables. Todos tenemos la oportunidad de vivir en él, no necesitas visa o pasaporte ya que no pertenece a ningún territorio o gobierno.

Al dejarte llevar por la vibra del lugar donde te encuentres, podrás conseguir la puerta del Presente y al entrar deberás dejar todo lo que lleves sobre tus hombros y seguir caminando, deleitando el ambiente, sus olores, sus colores, sus sonidos. El sonido más puro solo puede ser escuchado en el Presente ya que no tiene filtros ni amplificadores intermediarios.

Está prohibido juzgar o envidiar, es un espacio neutral en constante movimiento interactivo. Todos los que allí se encuentran tienen tiempo para poder dar algún sabio consejo sin siquiera pedirlo. La energía es tal que muchas de nuestras dudas serán aclaradas con tan solo compartir un café o una buena cerveza bien fría con cualquiera que se encuentre cerca.

Es imposible describir el mejor momento de la estancia, porque en El Presente, el tiempo se aleja de su propia realidad, manteniendo los segundos tan juntos que solo se percibe uno solo en frecuencia infinita. El tiempo se convierte en el vehículo que distribuye la sangre que fluye desde el corazón de las emociones y los sentimientos hasta nuestras acciones y aportes hacia el colectivo.

En ese mágico lugar conocí a diferentes personajes que marcaron mi propio presente y debo decir que estaré eternamente agradecido por sus acciones y gentilidad.

Brita, Saimon y Sammy junto a sus grandes amigos alemanes. Tres amigos de la vida que salieron de su país natal Gambia en diferentes momentos, con ansias de conseguir espacios para la superación profesional y soporte para sus familiares. Terminaron haciendo un autentico punto de encuentro en esta Ciudad Nómada, donde cada año se instalan en el mismo lugar para disfrutar del festival. Cada uno de ellos describe a su país como su casa. Sin importar lo que deban hacer o sacrificar, siempre mantienen en constante expresión los sentimientos de preservación cultural, espiritual y humana. Excelentes en la cocina y geniales en la humildad, me convirtieron en un integrante más de su equipo y lograron mantenerme en ese fantástico presente que no esperaba, simplemente gracias.

El profesor Domingo quien tiene más de 15 años reviviendo su presente más puro en el SummerJam, es un hombre del mundo, nacido en New York y padre de 2 personas a las que quiere muchísimo, siempre busca tener momentos inolvidables que por muchas razones con las que podemos llegar a sentirnos identificados, no pudo hacerlo con su padre en vida. Domingo busca mantener vivo el espíritu y la sabiduría de su padre a través de sus consejos en sus interesantes historias.

summerjam2013Un soldado alemán proveniente de Cataluña, el Señor Avestruz, el hombre Bacon y hasta encontré a Wally, con su camisa de rallas roja y blanca y su particular sombrero, impresionantes tatuajes con mensajes claros y directos, pero lo más importante es que independientemente de la autenticidad que poseen todos los habitantes de la Ciudad Nómada, siempre sonríen ante cualquier situación.

Lo mágico de este gran presente son los recorridos nocturnos, donde la imaginación no posee límites ni exigencias. Muchos grupos consideran el SummerJam como reencuentro absoluto. Decoran y personalizan sus espacios compartidos rodeados de velas colgadas de los árboles, posters hechos a mano con mensajes personales y otros no tanto, otros colocan las banderas del país de cada uno de los integrantes. También es interesante la oferta gastronómica de estos espacios fuera del área del festival, quienes decoran y personalizan los restaurantes y ofrecen comida creativa y saludable.

La búsqueda de encontrar el momento ideal para ver y tocar nuestros sueños solo es posible en el Presente. No existen reglas ni estadísticas para medir el éxito o la excelencia de los logros obtenidos a lo largo del camino de la vida. Es importante aprender y agradecer el poder de ser y estar, olvidándonos de nuestra procedencia, dejándonos de sentir inmigrantes o recién llegados y permitirnos aportar esperanza y enseñanza a cualquiera que la necesite.

El idioma es lo menos importante. Dar y recibir no requiere de mucha conversación o análisis verbal. En este sentido, las lenguas de cualquier parte del mundo y sus respectivos dialectos pasan a un segundo plano. En el Presente no existen los secretos públicos, las acusaciones o las criticas hipócritas.

Es importante concebir que la vida siempre tendrá sus obstáculos y dificultades, pero siempre deberemos asimilar que no han sido planificados para ser colocados en medio, tampoco nos estaban esperando para jodernos la vida. Todo lo que existe en este mundo sirvió para algo que le fue funcional a alguien en algún presente ya concebido y convertido en divina realidad.

Solo puedo concluir que no existe el mejor lugar del mundo ya que es imposible hacer estadísticas de nuestro presente, un día estas en un lugar con alguna intensión o misión particular y otro día simplemente ya no estás. Lo que si existe es la capacidad de poder seguir siendo la misma persona que ha adquirido nuevos conocimientos bajo la suma de vivencias concebidas en el Presente y a su vez, poder emplearlos para aportar felicidad y bienestar al entorno en donde tengamos la dicha de estar.

Recordemos que nunca se sabe cuando salimos de nuestro presente y debemos ejecutar todo lo aprendido hasta ese momento para poder regresar y seguir sintiéndolo como si nunca hubiese dejado de existir.

Doy gracias por tener la oportunidad poder escribirles hoy lo increíble que ha sido mi presente en La Ciudad Nómada del Fühlinger See. A todos los que tuve la oportunidad de toparme en medio les deseo prosperidad y mucha energía para seguir apostando por lo que sueñen y deseen ser. Espero verlos en otro presente similar en el 2014, en el mismo lugar y a la misa hora.

Bless..

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *